La Falsa doctrina del Arrebatamiento antes la tribulacion

La Falsa doctrina del Arrebatamiento antes la tribulacion

Nouveau messagede Reloaded » 11 Fév 2017 01

https://www.youtube.com/watch?v=

EL RAPTO DE LA IGLESIA Y LA IRA DE DIOS

Escrito por Fabrice Statuto

http://www.lulu.com/shop/fabrice-statut ... 52900.html


Un argumento clásico utilizado por los defensores de la teoría del “rapto pre-tribulación” es el siguiente: “Dios no destino a su Iglesia para la ira”, basado en este versículo: 1 Tesalonicenses 5:9 “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesús”.

La Iglesia no experimentara la Ira de Dios, es justo decir eso, pero eso no quiere decir que la Iglesia será arrebatada antes de la tribulación. Muchos creyentes confunden la Ira de Dios destinada contra la Bestia y la tribulación causada bajo la autoridad de la Bestia, provocando la persecución y el terror durante 1260 días, en contra del pueblo Santo. Ahí radican los problemas de interpretación.

Cabe recordar que la escena final es israelí-céntrica; también es necesario identificar claramente a la Misteriosa Babilonia, a la Bestia Final y los límites geográficos de su dominio para comprender ciertos versículos acerca de las siete trompetas y de las siete copas que caerán sobre la bestia. Un imperio islámico que se extenderá desde el Oriente Medio hacia Europa provocando guerras civiles y actos terroristas. Para entender la profundidad de ese capítulo le invito a leer el libro “El Islam Codificado en el libro del Apocalipsis”.

A continuación veremos que la ira de Dios, es un juicio que se ejerce a través de siete shofares y siete copas dirigidas en contra de la Bestia:

- El trono de la Bestia (Turquía)
- La Gran Babilonia (La Meca en Arabia Saudita)
- El rio Éufrates y su alrededor (Oriente Medio)
- Los habitantes de la tierra que adorarán y / o que tomarán la marca de la Bestia (dentro del dominio de la Bestia).

En los capítulos 11, 14, 16 y 19 del libro Apocalipsis vemos que la ira de Dios se dirige exclusivamente contra los adoradores de la bestia, y no en contra de los santos y de los profetas:

Apocalipsis 11:18 “Y se han airado las naciones, y tu ira ha venido, y también el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, y a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra”.

Apocalipsis 14:9 “Y un tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 éste también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vertido puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y delante del Cordero. 11 Y el humo del tormento de ellos sube para siempre jamás. No tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre”.

Las siete copas

Apocalipsis 16:1 “Y oí desde el templo una gran voz que decía a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. 2 Y fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra; y vino una úlcera maligna y repugnante sobre los hombres que tenían la marca de la bestia y sobre los que adoraban su imagen. 3 Y el segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió toda alma viviente que había en el mar. 4 Y el tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. 5 Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y el que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. 6 Por cuanto ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre, pues lo merecen. 7 También oí a otro que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos. 8 Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y le fue dado quemar a los hombres con fuego. 9 Y los hombres fueron quemados con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. 10 Y el quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia, y su reino se volvió tenebroso, y la gente se mordía la lengua de dolor; 11 y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras. 12 Y el sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, a fin de que fuese preparado el camino para los reyes del Oriente. 13 Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos semejantes a ranas; 14 porque son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra y de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. 15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y cuida sus vestiduras, para que no ande desnudo y vean su vergüenza. 16 Y los congregó en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. 17 Y el séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, desde el trono, diciendo: ¡Hecho está! 18 Entonces hubo relámpagos, y voces y truenos; y hubo un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. 19 Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del furor de su ira. 20 Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. 21 Y cayeron del cielo sobre los hombres enormes granizos como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo, porque su plaga fue sumamente grande”.

La Primera copa

Está en contra de los adoradores de la bestia, “y vino una úlcera maligna y repugnante sobre los hombres que tenían la marca de la bestia y sobre los que adoraban su imagen.”

La Segunda y Tercer copa

Los que derramaron la sangre de los santos y de los profetas tomaran esas dos copas; vemos que se dirigen contra los siervos de Satanás:

Apocalpse 16:4 “Y el tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. 5 Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y el que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. 6 Por cuanto ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre, pues lo merecen.”

La Cuarta copa

Apocalipsis 16:8 “Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y le fue dado quemar a los hombres con fuego. 9 Y los hombres fueron quemados con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria”.

Mucha gente blasfemará el nombre de Dios, así que ahí no es cuestión de los santos y de los profetas, sino de los que adorarán a la bestia. Tenga en cuenta que los musulmanes radicales buscan blasfemar el Santo Nombre del Creador, ellos blasfeman el nombre perpetuo y santo de YHWH y lo reemplazan con lo de otro dios, AlḠsaquean, violan y decapitan en su nombre.

La Quinta copa

Está dirigida en contra del trono de la bestia que está en Turquía.

Apocalipsis 16:12 “Y el quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se oscureció; y el dolor, que se mordía la lengua; y blasfemaron del Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras.”

Una vez más se trata de los adoradores de la bestia ubicados dentro del “trono de la bestia”. Hoy Pérgamo se encuentra en Turquía en la ciudad de Bérgama. El libro Apocalipsis considera Pérgamo como el trono de Satanás: Apocalipsis 2:12 “Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: 2:13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. Al final de los tiempos, Pérgamo se convertirá en el trono de la bestia, pues Satanás le dará su trono:

Apocalipsis 13:2 (...) Y el dragón (Satanás) dio a la bestia su poder y su trono, y gran autoridad”.

La Sexta copa

Apocalipsis 16:12 “Y el sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, a fin de que fuese preparado el camino para los reyes del Oriente. (…) 16 Y los congregó en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.

La escena sucede una vez más en el Medio Oriente: El rio Éufrates se origina en Turquía y termina en Irán; los reyes del oriente (es decir los reyes del este de Jerusalén) se reúnen en la Valle de Meguido en Israel; estos reyes de Oriente se mencionan literalmente, en el Salmo 83, Ezequiel 38-39, Isaías 18,19,20. Por ejemplo, Persia, que incluye a países como Irán, Pakistán, Afganistán; Futh, ahora Libia; la región de Asiria, que hoy incluye a países como Turquía, Siria e Irak.

La copa Séptima

Apocalipsis 16:17 “Y el séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, desde el trono, diciendo: ¡Hecho está! … 19 Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del furor de su ira”.
Reloaded
 
Messages: 3500
Inscription: 16 Mai 2010 03

Retourner vers Estudios Biblicos en Español

 


  • Articles en relation
    Réponses
    Vus
    Dernier message

Qui est en ligne

Utilisateurs parcourant ce forum: Aucun utilisateur enregistré et 4 invités

cron